Vientre plano

¿Estáis hartas de intentar eliminar tripita y no conseguirlo? Si vuestro objetivo es lucir tipin con vientre plano os cuento todos los secretos para lograrlo o al menos mejorar su estética.

La tripa rebelde es una tortura, es llevar a cuestas un globo que se nos hincha con una facilidad impresionante y no hay manera de esquivarlo, un engorroso michelín con el que no queremos convivir.

En esta entrada os voy a dar una serie de pautas, para lograr el reto de reducir abdomen en poco tiempo. Las herramientas que tenemos que preparar son solo constancia y determinación. Un truco que nos puede servir es visualizar el cuerpo que deseamos alcanzar, nuestra meta y cuando vayamos a caer en la tentación de algo que no debemos tomar o nos entre la pereza, simplemente nos visualizamos estupendas y a continuar.

La hinchazón de abdomen en las mujeres es bastante habitual, y está vinculada a las hormonas, a la alimentación, a la vida sedentaria o al estrés. Así que hay que coger el toro por los cuernos y sea cual sea el motivo tener la determinación de querer terminar con él. La primera actuación es ser tajante con la alimentación.

Es preciso decir NO a:

Azúcares
Productos industriales
Sal en exceso
Fritos y rebozados
Bollería, embutidos y panes
Refrescos gaseosos
Alcohol
Estrés

Hay que decir a:

Masticar despacio
Alimentos fermentados: (tempeh, tofu, chucrut, yogurt, kombucha…)
Verduras diuréticas (pepino, acelgas, cebollas…)
Grasas saludables ( aguacates, aceite de oliva)
Frutas ricas en potasio y cítricas (sandía, pomelos, plátanos, fresas, arándanos)
Omega 3

Bebidas aconsejadas:

Agua
Limón
Té verde
Té de menta
Zumo de arándanos

Además de la alimentación, el trabajo de los abdominales mediante ejercicio físico e hipopresivos es fundamental. Os dejo el enlace al vídeo de mi canal donde podéis ver los ejercicios que he seleccionado y que personalmente me ayudan bastante a controlar la desagradable querencia expansiva de mi abdomen. También os propongo unos ejercicios hipopresivos, que realizados a diario, en unas semanas nos permitirán ver la diferencia, además los ejercicios hipopresivos ayudan al mantenimiento y mejora del nuestro suelo pélvico que con la edad tiende a descolgarse y darnos problemas.

¡¡¡Chicas a trabajar!!!

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email